¿CRIATURAS Ó HIJOS?

Cualquier ser humano que nació, nace y aún nacerá del vientre materno es, simplemente, una criatura de Dios:

“Creó Dios, pues, el hombre a Su imagen, a la imagen de Diimageos lo creó; hombre y mujer los creó.” (Génesis 1:27)
El Creador no nos creó para que durante toda nuestra vida en esta tierra viniésemos a ser siempre y apenas esta criatura, por lo contrario, Él quiere que seamos Su Verdaderos Hijos, aceptándolo y recibiéndolo como Padre.

Ser apenas una criatura de Dios no nos da el derecho ni la garantía de la SALVACIÓN ETERNA, pero, aquellos que se entregan y aceptan el Señor Jesús como su Señor, Único y Suficiente Salvador, dejan, entonces, de ser esta criatura y pasan a ser verdaderamente Hijos de Dios.
El Señor Jesús vino para que todos Le recibiesen y aceptasen, haciéndose Hijos Suyos, pero, fueron y son muchos los que no Le recibieron, ni Le aceptaron:

“A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Pero a todos los que le recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en su nombre, que no nacieron de sangre, ni de la voluntad de la carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Dios.” (Juan 1:11-13)

Algunos, en este momento, deben estar pensando: sería mismo este mensaje idea para nosotros que somos obreros(as)? Sí, obviamente que sí, quiera creer o no, infelizmente hay entre nosotros algunos obreros y obreras, que no nacieron de Dios y continúan como criaturas, nacidos de la carne, de la sangre y de la voluntad del hombre, pero no de Dios.

ACTITUDES DE UNA SIMPLE CRIATURA DE DIOS
1 – Todo lo que hace es para agradar a las personas o a sí mismo;
2 – Se aisla, y hace la Obra siempre solo, pensando que lo hará mejor;
3 – Piensa que ya sabe todo;
4 – No acepta ser llamado la atención ni ser reprendido;
5 – Por ser carnal, actúa siempre en la carne, a través de su instinto;
6 – Hablar mentiras es su característica y defecto;
7 – Habla alto y siempre quiere justificarse, a fin de defenderse;
8 – Sus luchas y problemas le hacen debilitarse en la FE.

ACTITUDES DE UN(A) VERDADERO(A) HIJO(A) DE DIOS
1 – Todo lo que hace es para agradar a Dios;
2 – Hace la Obra en conjunto, practicando la unión sugerida en la Palabra de Dios;
3 – Está siempre apto para aprender;
4 – Saca provecho de las reprensiones para crecer espiritualmente;
5 – Por ser nacido del Espíritu, actúa siempre en el Espíritu y es guiado por el Espíritu;
6 – Hablar la verdad es su característica y cualidad;
7 – Callado, no se justifica, pues sabe que el Espíritu Santo lo defenderá;
8 – Sus luchas y problemas lo hacen fuerte e indignado, fortaleciéndose más y más en la FE.

Ten en cuenta lo aprendido.

que Dios te bendiga…

Obispo Antonio De Francisco 

Publicado en MENSAJES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *