El significado de la Santa Cena

10524737_517399041726703_643605577902970187_n

La Santa Cena es una ceremonia realizada en memoria del sacrificio hecho por Dios, cuando entregó a Su único Hijo en favor de la humanidad, representando un momento de comunión y fortalecimiento espiritual.

Todos los que desean tener una intimidad mayor con Dios y buscar el bautismo en el Espíritu Santo podrán participar en una de las más importantes ceremonias de la iglesia del Señor Jesús: La Santa Cena.
Pues, en la noche en que fue traicionado, el Señor Jesús reunió a sus discípulos y realizó esta ceremonia, como lo relata el texto sagrado “Mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.” Mateo 26: 26-28, representando el pan y el vino el cuerpo y la sangre de Jesús, respectivamente, y todos los nuevos convertidos participan en esta ceremonia para establecer una alianza con Dios, libre del pecado. Y los cristianos que ya mantienen un compromiso con Dios, aprovechan la Santa Cena para renovar sus votos, edificar la vida espiritual y tener comunión con el Espíritu Santo.

La Santa Cena es un asunto de suma importancia, que quien no estuviere acto para participar deberá abstenerse para que no traiga maldición para sí mismo.
El Espíritu Santo instruyendo a Pablo, dijo: “Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.”o 1 Corintios 11: 28-30, por lo tanto, las personas necesitan tener el discernimiento de que no pueden participar en la Santa Cena, especialmente la del Señor, si no hicieren parte de la familia donde se celebra tal cena.

Podrá, alguien quien no ha dado la mínima atención a las Palabras del Señor Jesús y hasta rechazarlo como Señor y Salvador sentarse a la mesa con Él y participar de Su carne y de Su sangre.

Amigo lector sea consciente de la importancia de esta ceremonia para que tenga una estrecha relación con Dios, participe, en memoria del sacrificio hecho por Dios, cuando entregó a Su único Hijo en favor de la Humanidad, beba y coma del cuerpo de Cristo por medio de los elementos Santos. 

Publicado en MENSAJES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *