Nestor

nestorAntes de llegar a Familia Unidad yo tenía una vida sin identidad propia. Así como muchos jóvenes que siguen los pasos de los demás, si mis amigos fumaban o bebían o hacían cosas malas, así lo hacía yo, y por ese motivo me involucré en las drogas, no estudiaba y salía mucho. Esta vida me llevó a involucrarme en pandillas, viéndome envuelto en problemas y peleas constantemente. Así llegué a Familia Unida.

La conocí a través de mi mujer y en un comienzo pensaba que no tenía problemas, que todo lo que me pasaba era normal pero en muchas ocasiones me sentía triste, vacío, no tenia objetivos para mi vida y cuando comencé a participar de las reuniones empezaron a abrirse mis ojos y mi mente. Siempre había quién me ayudase cuando me sentía débil dando mis primeros pasos en la fe. El pastor me orientaba y me daba consejos útiles para que mi vida cambiase.

Me llamó mucho la atención el esfuerzo y desinterés con que me ayudaban, siempre dispuestos a aconsejarme para que yo saliese de la situación en que me encontraba y finalmente tuviese mi encuentro con Dios. Comencé a pensar que yo iba a poder alcanzar todo lo que me propusiera y así comencé a poner orden a mi vida. Empecé a proponerme alcanzar objetivos y la tristeza y el vacío desaparecieron. Estoy felizmente casado con una buena mujer y todoestá cambiando.

Hoy hace tres años que soy obrero, y ese deseo nació en mí porque un día alguien desinteresadamente me ayudó y yo también quise tener ese privilegio, ayudar a otros, además es una forma mínima que tengo de retribuir lo que Dios ha hecho en mi vida. Cuanto más doy por los demás, Dios me fortalece y me bendice. Es un honor ser obrero, un privilegio servirle.

 

Néstor Giovanni Ortíz

Publicado en ¿POR QUÉ SOY OBRERO?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *