Piedra angular o piedra de tropiezo

imageYa pasó con alguno de nosotros, tropezar en una piedra, grande o pequeña, que nos hizo caer. Pero, en seguida nos levantamos y, como consecuencia tuvimos las rodillas raspadas, sin embargo, nada que nos preocupase o nos hiciese necesitar de socorro médico.

En la Biblia, todavía, encontramos algunos casos en que la piedra de tropiezo es la persona que hace con que otra persona Tropiece y caiga en la FE, o sea, este tropiezo y caída son espirituales y no físicos, como vimos en el ejemplo de arriba.

Cuando un obrero u obrera tiene su fe “contaminada” por la malicia, debilidad espiritual, y siente un auténtico desánimo en continuar haciendo la Obra de Dios, hay que tener mucho cuidado con él o ella, pues intentará hacernos tropezar y caer, y esos que piensan en dejar de hacer la Obra de Dios, van a intentar de todas las maneras influenciarnos negativamente a hacer lo mismo que ellos hicieron.

A este tipo de gente, el Señor Jesús dijo:
“Cualquiera, sin embargo que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en Mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una gran piedra de molino, y fuese ahogado en la profundidad del mar.” (Mateos 18:6)

Estas palabras del Señor Jesús no son un incentivo al suicidio, ¡jamás! Son, sí, una expresión de cautela y atención para que quien siquiera piensa o planea hacer tropezar otra persona, ¡de que no lo haga!

El apóstol Pedro también detectó algunos infiltrados entre los convertidos, con la intención de hacerlos tropezar y caer, ellos los llamó de “piedra de tropiezo” y “roca de ofensa”:

“Piedra de tropiezo y roca de ofensa. Son estos los que tropiezan en la Palabra, siendo desobedientes, para lo que también fueron puestos.” (1 Pedro 2:8)

No podemos aceptar ser “piedra de tropiezo” ni “roca de ofensa” y no podemos permitir jamás que nos hagan tropezar y caer.

La Palabra de dios nos muestra que el Señor es Roca Eterna y la Piedra Angular, entonces, seamos como Él:

“Confiad en el Señor perpetuamente, porque el Señor Dios es una Roca Eterna” (Isaías 26:4)

“La Piedra que los constructores rechazaron, esa vino a ser la Principal Piedra, Angular” (Salmos 118:22)

Siervo y sierva de Dios que hace Obra Él, vigila y no te dejes influenciar por aquellos que son “piedras de tropiezo” o “rocas de ofensa”, pero analícese y siga el ejemplo de aquellos que son como Jesús, la Roca Eterna, Piedra Principal y Angular.

¡Piense, practique y viva intensamente esto!

Dios le bendiga a usted, a su ministerio y a su familia. 

Publicado en MENSAJES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *