¿Quien eres tu, en la obra de Dios?

obrerosNacional_manualCuando leemos la historia de Eli podemos observar cosas interesantes que debemos cuidar.
Eli era el sacerdote principal del templo de Dios, el líder espiritual del pueblo de Israel, consecuentemente se esperaba que él fuera un hombre honesto y responsable en sus tareas delante de Dios y del pueblo.
En el principio, con certeza, Elí tenía cuidado por las cosas de Dios y de su pueblo, hacía lo que era recto, pero con el correr del tiempo él se fue apagando delante de Dios. Vamos a observar algunos puntos de los cuales hablamos de por qué Eli se había apagado.

1- “Samuel, que todavía era joven, servía al Señor bajo el cuidado de Elí. En esos tiempos no era común oír palabra del Señor, ni eran frecuentes las visiones.” (1 Samuel 3.1)

Observe, Dios raramente hablaba con el sacerdote Eli, y si no hablaba con el sacerdote, ¿cómo es que el pueblo tendría conocimiento de las cosas de Dios y Su dirección?

A veces la persona comienza bien, pero con el tiempo, las dificultades, las luchas, los desiertos de la vida y los encantos de este mundo, hacen que ella se desvíe, entonces Dios se ve imposibilitado a hablar con ella.
El síntoma de eso es que ella ya no atiende a la voluntad de Dios, pero está preocupada en agradar a sus líderes y ganar una posición de destaque en la obra de Dios, aunque para eso ella tenga que actuar errado.
No se olvide, Eli estaba en una posición privilegiada, pero apagado, tenga eso en cuenta. No es la posición que cuenta y sí su estado espiritual.

2- “¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?”
(1Samuel 2.29)
Vea la reprensión de Dios a Eli, la persona que se dice ser de Dios no puede trabajar en función de sí mismo, pensando en sus propios intereses, esperando honra de los hombres. Muchas veces usted hace lo que es cierto y nadie la está mirando, pero Dios está y tarde o temprano Él honrará. Por otro lado, existen aquellos que trabajan haciendo lo errado, desobedeciendo y hasta “reventando”, trayendo un fruto engañoso, pero no se olvide que Dios también está viendo y en el momento puede hasta ser honrado por hombres, pero tarde o temprano la casa cae y grande será su ruina .

3- ¿Estaría Elí siendo fiel a Dios? Vea las palabras de Dios a Eli: ” Y yo me suscitaré un sacerdote fiel, que haga conforme a mi corazón y a mi alma;…”(1Samuel 2.35)

Eli estaba sirviendo, pero tal vez ya no se encontraba siendo fiel a Dios, infelizmente muchos se encuentran dentro de la casa de Dios con una posición, un título o un uniforma, pero no está sirviendo con fidelidad.
Todo aquel que hace la Obra de Dios tiene que tener en cuenta que es una gran responsabilidad, pero también un gran privilegio, por eso vamos a buscar estas tres cosas que hacen toda la diferencia:

*Comunión con Dios
*Honrar a Dios con nuestro trabajo
*Ser fieles en todo

Son estas cosas que nos hacer ser de Dios y no una posición o un uniforme.
Medite y verifique quién está siendo usted en la obra de Dios.

“No apaguéis el Espíritu” (1Ts 5.19)

Colaboró Obispo Joaquim Fernandes

*Deja tu comentario… 

Publicado en MENSAJES, MESAJES OBREROS ESPAÑA.

2 Comentarios

  1. La fidelidad y la Obediencia es el primer paso para ser un verdadero Cristiano, ser responsable en las cosas que confían en nuestras manos, sí quiero que mi Fe tenga respuesta, ya que de acuerdo a mis actos serán mis resultados.

  2. Itiendo señor obispo que si no tengo comunión con Dios, el que es la fuente de todas las cosas para la vida ,no tendré nada para dar en su obra nada que ofrecer porque uno como siervo toma de su señor para poder cervir-le y con fidelidad a él que ve todo aún en lo oculto, gracias por esta direccion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *