¡QUIEN NO SE CANSA NO ALCANZA!

Vamos a meditar de forma que podamos poner en práctica en nuestra vida y en nuestro ministerio el siguiente versículo:

madianitas“Gedeón y los trescientos hombres que iban con él llegaron al Jordán y lo cruzaron, CANSADOS, mas continuando la PERSECUCIÓN”. (Jueces 8.4)

Primeramente, necesitamos comprender que el sentirse CANSADO corresponde al estado físico de una persona, pues es muy natural que después de un día intenso de trabajo, sea que envuelva el esfuerzo brazal o incluso el esfuerzo mental, una persona se sienta CANSADA.

Sin embargo, aun sintiéndose así, ella sabe que hay mucho más trabajo por hacer y que nunca podrá parar, interrumpir, ni abandonar la ejecución del servicio que está comprometido a terminar. En el ámbito espiritual, infelizmente hay personas que, de tanto oír las promesas de Dios, se sienten CANSADAS, porque no las ven cumplirse en sus vidas, y han de sentirse así siempre, mientras no tomen la actitud de Sacrificar voluntariamente en el Altar del Dios Vivo y de también Sacrificarse, a través de una entrega sincera y verdadera a Él.

Gedeón ya había OBEDECIDO a Dios, atendiendo a su llamado, ya había SACRIFICADO el segundo toro, que representaba todo su sustento, y ahora estaba en la fase de la PERSERVERANCIA. Él OBEDECIÓ y SACRIFICÓ, observemos que estos dos verbos están conjugados en el pasado, sin embargo, ahora no era el momento de cruzar los brazos y esperar que todo lo que es bueno y maravilloso viniese a suceder simplemente por suceder, ahora era la hora de luchar y, principalmente, de PERSEVERAR. Observemos que este verbo está conjugado en el presente, y PERSEVERAR es lo mismo que PERSEGUIR hasta conquistar la realización de aquello que se quiere y sueña en ALCANZAR, pues fue eso que Gedeón hizo. Así como sucedió con Gedeón, hoy también ocurre con todo el obrero y la obrera que, un día, Dios llamó para esta Obra. Él o ella OBEDECIÓ y SACRIFICÓ su vida a Dios y lo materializó voluntariamente en su Altar. Sin embargo, hoy es preciso PERSEVERAR y PERSEGUIR lo que se quiere, no solamente a nivel de conquistas terrenas, sino manteniéndose espiritual y en la Fe, santificándose y consagrándose más y más al Dios Vivo, para ALCANZAR lo más importante que es la VIDA ETERNA.

Obrero y obrera, el CANSANCIO ya que está relacionado con lo físico es natural y común, pero el DESÁNIMO es un serio problema espiritual, cuídese para no ser víctima del mismo. El Apóstol Pablo advirtió y orientó a todos los seguidores del Señor Jesús, pues el discípulo que verdaderamente es discípulo pondrá en práctica el siguiente consejo:os.” (2 Corintios 4. 8-9)“Afligidos en todo, pero no agobiados; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destrui

En resumen, el significado de este versículo es que físicamente podemos hasta sentirnos CANSADOS, pero espiritualmente no podremos sentirnos angustiados, desamparados, ni destruidos jamás, sino que sí debemos mantenernos PERSEVERANTES siempre. VAMOS A COMPRENDER MEJOR PARA QUE PODAMOS VIVIR Y PRACTICAR INTENSAMENTO ESTO:

  1. Debido a una situación que envuelva tribulación o persecución contra nosotros o contra la institución del Centro de Ayuda, al cual pertenecemos, es común incluso que nos sintamos ATRIBULADOS, pero, nunca jamás
  2. Podremos hasta sentirnos PERPLEJOS con alguna situación que se haya levantado en contra de nosotros, pero, nunca jamás DESAMPARADOS.
  3. Físicamente debido al intenso y arduo servicio que ejercemos día a día, hasta podemos estar abatidos, lo que significa estar CANSADOS, pero, nunca jamás DESTRUIDOS, lo que significa vencidos por cualquier adversidad o problema que venga a surgir contra nosotros.

Apreciado obrero y obrera, si usted quiere realmente ALCANZAR, así como Gedeón ALCANZÓ, entienda que él hasta se CANSÓ, pero nunca desistió y ALCANZÓ su victoria, destruyendo, desde el primer hasta el último enemigo que lo oprimió a sí y a su pueblo durante siete años, no permitiendo que ninguno de ellos sobreviviese.

Sabe todo lo que fue escrito aquí se resume en una simple y verdadera frase:

“¡QUIEN NO SE CANSA, NO ALCANZA!”

 

¡Piense, Medite y Reflexione en esto!

¡Que Dios le bendiga a usted, a su ministerio y a su familia!

 

*Deja tu comentario..

Publicado en MENSAJES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *